FISIOTERAPIA · OSTEOPATÍA · PODOLOGÍA · NUTRICIÓN · ESTÉTICA

QUISTE DE BAKER: “Me duele la parte de atrás de la rodilla”



La parte de atrás de la #rodilla a los que muchos os referís en la clínica, en el ámbito sanitario, le llamamos hueco #poplíteo o fosa poplítea. En esta zona encontramos vasos sanguíneos, nervios y vasos linfáticos.


Cuando nos duele esta zona puede ser que suframos alguna distensión o desgarro muscular, quizás una #tendinopatía del músculo poplíteo, de los gemelos o del bíceps femoral, entre otros. Pero en ocasiones encontramos un bultito, que es más frecuente de lo que pensáis, que lo llamamos quiste de #Baker. Éste, no es más que una acumulación de líquido sinovial, procedente de la cápsula articular y encargado de lubricar la articulación.


Cuando hay un problema articular se produce un aumento del líquido sinovial, la membrana cede y se forma una bolsa justo en el hueco poplíteo. A este saco es el denominado “quiste de Baker o quiste poplíteo”.


El quiste de Baker es frecuente que aparezca en:


- Niños y adolescentes

- Lesiones de menisco

- Lesiones de Ligamento Cruzado Anterior

- Personas con artritis

- Personas con artritis reumatoide

- Por traumatismos

- Degeneración del cartílago de la articulación de la rodilla

- Entre otros…


La persona que sufre un quiste de Baker describe un dolor difuso en la cara posterior, tirantez, dificultad al mover la rodilla, y según su tamaño y ubicación, pueden llegar a comprimir nervios y/o vasos sanguíneos.


La mayoría de ellos se resuelven espontáneamente con el tiempo.


El tratamiento de #fisioterapia ayuda a acelerar el proceso de reabsorción, disminuir la inflamación y recuperar la elasticidad de la zona. Lo consigue mediante el tratamiento de la musculatura anexa al hueco poplíteo (gemelos, sóleo, musculatura isquiotibial,…), estiramientos de la cadena posterior, movilizaciones y terapia manual de la articulación, crioterapia, kinesiotape y electroterapia.


Hay que tener en cuenta que éste puede llegar a romperse y en algunos casos puede necesitar extirpación quirúrgica.


También es necesario saber que este puede reaparecer.


¿Tienes alguna duda?

Contáctanos para más información


Cristina Macía.

Fisioterapeuta