Ganglión o quiste sinovial ¿Qué es y cómo se trata?

Un bulto en el dorso de la muñeca ¿Cuántos de nosotros hemos tenido uno alguna vez?

Pues bien, este bulto no es más que un quiste que contiene líquido sinovial (que es el líquido que lubrica las articulaciones) y puede causar dolor, problemas compresivos y limitaciones articulares. Tiene un difícil tratamiento y a veces acaba con intervención quirúrgica.


No se conoce bien la causa que los provoca. Su aparición suele ser repentina, suele asociarse a movimientos de repetición o traumatismos, pero a veces no hay razón que los justifique. La teoría sugiere que los quistes ganglionares de la muñeca se forman cuando el tejido conectivo se degenera o es dañado por el desgaste. Esto forma una zona debilitada en la cápsula articular. El líquido sinovial puede escapar a través de esta área y comenzar a acumularse en un quiste fuera de la articulación.


Se producen en pacientes de todas las edades.


Estos #quistes no son cancerígenos y no se extienden a otras áreas. Por lo general, son ovalados o redondos, y pueden o no ser dolorosos.


Su consistencia es variable, desde dura hasta blanda y fluctuante, todo dependerá de la tensión del contenido del quiste. Son de fácil diagnóstico, ya que se detectan a simple vista.


Fuente: wnyurology

En ocasiones, y sin saber porqué, desaparecen por sí mismos o disminuyen de tamaño, sin necesidad de ninguna terapia adicional. En el caso de no tener síntomas y tener una movilidad normal de la zona, el #ganglión supone más un problema estético que médico.


En el caso de que sea doloroso, limite la movilidad o haya compresión de nervios, provocando sensaciones de hormigueo o debilidad, hay varias opciones de tratamiento disponibles:


· A nivel de #fisioterapia se puede intentar realizar maniobras para hacer que el líquido se reabsorba.


· A nivel médico podemos:


➡ Realizar una aspiración para extraer el líquido interno del quiste y así descomprimirlo. Hay que decir que después de este procedimiento el % de recidivas es mayor.


➡Se pueden utilizar férulas con el fin de disminuir el dolor.


➡La cirugía que implica no solo extraer el líquido sino también la cápsula que lo envuelve. Este tratamiento es generalmente exitoso aunque pueden reaparecer igualmente.


Con todo lo expuesto anteriormente, podemos concluir que no existe hoy en día ningún tratamiento definitivo que nos asegure que el #quistesinovial no volverá a producirse.


Cristina Macía.

Fisioterapeuta.

FISIOTERAPIA · OSTEOPATÍA · PODOLOGÍA · NUTRICIÓN · ESTÉTICA