Kinesiotape ¿Qué es y cómo funciona?


Imagen: EQM

Como muchos sabéis las #fisioterapeutas de #BalanceMedicalCenter tenemos pasión por complementar nuestros tratamientos con #kinesiotape o vendaje neuromuscular. Pero exactamente ¿Qué es y porqué funciona? Pues bien, en el artículo de hoy resolveremos todas estas cuestiones y alguna más.


Antes de empezar con la teoría... ¿Por qué nos gusta tanto?


La experiencia nos ha llevado a la conclusión que es un tratamiento complementario efectivo, sin apenas contraindicaciones: no limita la movilidad, no lleva ningún tipo de medicamento, es resistente al agua, hipoalergénico y suele tener buena aceptación del paciente, ya que relatan mejorar rápidamente .


La teoría nos dice que la cinta de kinesiotape es casi idéntica a la piel tanto en grosor como en elasticidad, lo que permite no restringir el movimiento.

La clave del éxito del #vendajeneuromuscular en la mayoría de las técnicas de aplicación es que la venda levanta la piel.

¿Sólo con levantar la piel puede realizar todas sus funciones?


¡Efectivamente! Cuando hay una lesión o un exceso de líquidos retenidos nada funciona como debería.


Por ejemplo, la circulación sanguínea y linfática se ven entorpecidas porque los vasos están, literalmente, aplastados. Los sistemas sanguíneos y linfáticos son los responsables de proveer al tejido, los materiales de reparación necesarios y de retirar los desechos y las células del tejido dañadas. Por lo tanto, ni una cosa ni otra se pueden llevar a cabo con normalidad.


Además, los receptores responsables de enviar al cerebro las señales de dolor, llamados nociceptores, están recibiendo una mayor estimulación debido al aumento de presión, que hace que estos receptores se estén estimulando con más frecuencia, de manera que la zona duele más.


Aquí es donde entra en juego el kinesiotape:


La cinta se coloca sobre el músculo en posición de estiramiento. Esto permite que, cuando este vuelve a su posición natural, la piel se eleva. Al elevar la piel, descomprime o quita presión del tejido en cuestión, de manera que todos los elementos que antes no podían funcionar al 100% sí lo harán ahora: el líquido y los metabolitos tóxicos retenidos se eliminan, la circulación sanguínea, y por lo tanto el aporte de agua, oxígeno y nutrientes a las células, se normaliza, y la menor presión hace que los nociceptores disminuyan su frecuencia de disparo, de modo que, por decirlo fácilmente “no nos duele tanto”.



¿Y los colores?


El único motivo de la elección de un color u otro es la creencia en la cromoterapia, basada en la teoría de que cada color ejerce una influencia emocional distinta en una misma persona, por lo que aplicaríamos un Kinesiotape azul, si queremos obtener psicológicamente un efecto frío, y el Kinesiotape rojo para un efecto calor, por ejemplo; aunque no existe constancia positiva de ello, dejándolo a la creencia tanto del usuario como del profesional.

¿Cuántos días debo llevarlo?


Nosotros recomendamos no llevarlo más de 5 días. Durante todo ese tiempo se produce un efecto terapéutico, 24h al día. Las aplicaciones más prolongadas de 5 días pueden causar irritación, erupciones e incluso heridas.

Aunque el vendaje que utilizamos es hipoalergénico, pueden aparecer erupciones cutáneas, inflamación de la zona o picores. Si aparecen se tiene que retirar el vendaje inmediatamente y avisarnos.


Por último, y no menos importante, permiten transpirar, por lo tanto se puede practicar deporte sin que disminuya su efecto.


En la actualidad el kinesiotape está de moda, y todo el mundo pone tiras de colores, pero cuidado: no sirve para todo ni las puede poner cualquier persona.


El vendaje neuromuscular es un sistema complementario a otras terapias a las que refuerza su efecto. Por lo tanto, solamente personal con conocimiento previo puede aplicar este tratamiento.


Cristina Macía.

Fisioterapeuta.

FISIOTERAPIA · OSTEOPATÍA · PODOLOGÍA · NUTRICIÓN · ESTÉTICA